Hornos industriales

Hornos Industriales¿Qué son?

Los hornos industriales tienen un valor fundamental en un ramo muy vasto de las actividades del hombre. El último proceso de una infinidad de productos, el punto en el que son perfeccionados y toman el acabado requerido, depende de estos aparatos.

En realidad el punto es bastante simple, la modulación de la temperatura, y nos referimos específicamente al hecho de contar con la maquinaria adecuada para lograrlo, dará ese estado ideal a, por ejemplo, muebles de crital o cierto tipo particular de cristalería, objetos de cerámica, el forjado de espadas o cuchillas, la pintura de coches y, en el otro extremo, cientos de platillos culinarios, dentro de los cuales los hornos industriales cumplen diversas funciones. 

¿Cómo funcionan?

Estos aparatos pueden contener la temperatura deseada en un cúbiculo o apartado que nos permite con facilidad y de una manera práctica manipularla y hacerla fluir. Según el modelo que se haya comprado o que se requiera, el horno trabajará gracias a la ignición de algún material en particular, como el carbón o a la madera, o por el aprovechamiento de energía eléctrica (sí, tal como funcionan las estufas eléctricas).

Lo que sigue depende de nostros, y es conocer muy bien qué uso le daremos, ya sea por su capacidad en espacio o por la potencia de calentado, según las especificaciones que requiera nuestra cocina. 

Diferencias

Las diferencias más elementales entre un modelo industrial y uno casero es, a grandes rasgos, que los primeros tienen el especie suficiente para cocinar alimentos de gran volumen, además de estar preparados para funcionar por periodos de tiempo muy prolongados (un día entero, por ejemplo), teniendo siempre la seguridad de que no colapsarán o se dañarán las partes que permiten su trabajo.

Por otro lado, el modelo casero es funcional para una persona que que cocina una o pocas veces en un día, y su espacio es bastante reducido permitiendo introducir, por mucho, el volumen de un pavo o un pastel.

Es importante enumerar las funciones que tienen los modelos industriales:

  • *Primero que nada, el calor ejercido sobre cualquier objeto o alimento que se introduzca en ellos,  crecerá gradualmente.

  • *Cualquier elemento sometido a este calor perderá su consistencia, suavizándose, hasta el punto del derretimiento, tratándose de materiales cuya composición es muy sólida. Sin embargo, en lo que a la gastronomía corresponde ayuda precisamente a darle la consistencia requerida a los alimentos.

Como podemos ver, estas son las diferencias básicas que tienen los hornos industriales a comparación de los modelos caseros u otros modelos cuya capacidad es inferior, sin embargo se puede decir que todos los diseños tienen, a la hora de operar,  principios en común:

  • *Cualquier cosa que se meta en el horno entrará por un compartimiento o puerta, y estará en un espacio separado por una distancia ideal del punto donde la combustión sucede.

  • *En todos los modelos los grados de calor aumentarán de forma gradual. Para manipular la temperatura se utilizan perillas o indicadores en el exterior del aparato.

  • *Esta manipulación del calor fluye constantemente al interior del horno.

 Principales usos

Por lo común nos encontrarémos con uno de estos modelos en restaurantes, empresas que cuentan con el servicio buffet, y en establecimientos donde se elaboran alimentos a base de masa, como el pan o la pizza. Y es que las múltiples ventajas que ofrecen los modelos industriales para las artes culinarias los vuelven un aparato básico en los establecimientos de cocina.

La sencillez de su uso permite preparar los alimentos en su punto, agilizar el proceso de descongelamiento de ciertos tipos de carne, o dar el gratinado preciso a los platillos.

Por otra parte, el amplio espacio de dichos modelos permite hacer producciones de comida en masa, o en otras palabras, con una sola cocción es posible tener cientos de, por ejemplo, bollos de pan, amasados correctamente y ofrecidos al público en el punto exacto de su consistencia.

Cualquier empresario que esté involucrado en el ramo gastrónomico es consciente que contar con un horno industrial significa también contar con una mayor producción y calidad de su producto, lo cual, terminará remunerando a la empresa e impulsará su expansión en el mercado.

En la fabricación de la mayoría de los hornos industriales intervienen aleaciones metálicas (especialmente para el “esqueleto” y los elementos que hacen posiblemente su funcionamiento) y materiales de cerámica (para la parte de adentro).

La puerta o el compartimiento está especialmente diseñado para que la temperatura del exterior no interfiera durante el proceso de cocción, o, que por el contrario, el calor del horno escape de él. 

Muchos modelos cuentan con acabados de cristal capaces de tolerar la exposición a los niveles de calor que se emiten durante el proceso de cocción. A su vez, permiten tanto la visibilidad al interior para revisar cómo va nuestro platillo sin necesidad de abrir las puertas e interferir con el cocinado. Las partes externas que permiten abrir la puerta (bordes, cornisas o mangos) tienen, por lo común propiedades repelentes del calor para que ninguna persona sufra accidentes.

Clases de modelos industriales

Hay diversas clases de modelos industriales, las cuales nos ayudarán a definir cuál es el mejor, dependiendo de nuestros requerimientos: 

  • *Están los modelos que aprovechan para su funcionamiento el uso eléctrico y la ignición. La pregunta más lógica sería cuál es el fin que hay detrás de utilizar dos tipos de funcionamiento distinto. La respuesta es muy sencilla: permite distintos procesos y puntos de cocción, ya sea el rostizado, el dorado, etc. Existen modelos especiales, y en caso de necesitarlo es bueno especificar si lo tienen, que aprovechan también el cocinado mediante la vaporización.

  • *Existe un modelo que posiblemente representa la idea más tradicional de un horno que se pueda tener: su plataforma es giratorio, funcionan mediante la combustión del gas doméstico, y utilizan el aire, mediante aspas, para que el alimento en cuestión pueda cocinarse uniformemente. Es con exactitud, si es lo que tienen en mente, la clase de horno que se utiliza para cocinar pizzas.

En Soluciones Gastronómicas tenemos los mejores modelos en hornos industriales. Pregunte por el que más necesita o cuéntenos a detalle qué es lo que busca y nosotros estaremos encantados de brindarle uno de los servicios de mayor calidad y profesionalismo que hay en el país en lo que a instrumentación gastronómica corresponde.

¿Tiénes algún interés en nuestros equipos?

Llámanos