soluciones gastronomicas5600 9069 soluciones gastronomicas5600 5339 soluciones gastronomicas6363 2380 soluciones gastronomicas5640 8318 soluciones gastronomicas6363 2379

Horno Industrial vs Horno Convencional

La cocina sin duda es el eje de todo hogar. Desde tiempos prehistóricos las sociedades se han reunido alrededor del fuego para calentarse y alimentarse. Primero en burdas fogatas, después en fogones que se desarrollarían para convertirse en hornos de piedra o de adobe, y luego damos un salto hasta nuestros días, en los que ya contamos con la increíble tecnología que fabrica hornos del tipo industrial.

Según la interpretación antropológica de pruebas, el ritual de la preparación de alimentos para nuestros antepasados cazadores-recolectores comenzó a decenas de miles de años atrás en las prácticas de intercambio de carne. (Evidencias de fiestas de gran escala se remontan por lo menos a 12.000 años) El punto es que, incluso en esos días “brutales”, no todo era matar a la bestia. La preparación de alimentos, era una ceremonia que se convirtió en una práctica social y cultural. En toda sociedad humana ha existido la rica tradición asociada a la preparación de alimentos.

Religiones de casi todas las marcas tienen rituales relacionados con los alimentos con respecto a cómo las comidas deben ser preparadas y compartidas. Lo vemos todavía en las antiguas prácticas que mantienen la comida Kosher o en la preparación de las fiestas tradicionales como las bodas o incluso los funerales. Algunas culturas, como los griegos, incluso tienen alimentos específicos habituales para el evento entierro.

Sea como sea tu ritual personal, el día de hoy te queremos comentar las ventajas de tener un horno industrial sobre un horno convencional debido a que creemos que en nuestros tiempos los rituales o formas de comer han cambiado, por ejemplo, en las distintas oficinas en donde muchas personas que trabajan en ellas, a la hora de comer cuando sacan sus toppers o quieren calentar ese huarache, quesadilla y hasta el tamal que dejaron en la mañana.

¿Qué hacemos? lo metemos al “micro”, le ponemos mucho tiempo y luego ni está caliente, pero eso no es todo, luego no da vueltas porque el topper o el palto está muy grande y no se calienta uniformemente, lo peor es que detrás de ti esta otra persona, otra y otra, sin mencionar que te encuentras en la hora y pico de la comida…

¿Qué pasa? Dejó de funcionar, qué dicen: “Desconéctalo y vuélvelo a conectar”, “Espera a que se enfrié”, “Hay un problema con la luz”, “Lo forzaste porque no lo dejaba girar”. Pero no es cierto, el problema está en el Microondas, no aguanta ese modo de trabajo tan constante, y luego ¿qué pasa?, pues los que no alcanzaron a calentar la comida se la van a tener que comer fría.

En cambió, si tenemos un horno industrial tenemos las ventajas de modular el tiempo de calentamiento, obtenemos un calor uniforme y por ello no se necesita que el plato gire. De alguna manera esta adquisición es una inversión a largo plazo ya que un horno convencional tiene menos tiempo de vida que uno industrial debido a su uso excesivo.

Ahora bien, ¿qué es lo que sucede en las famosas “fondas”? Su primer error es que muchas de esas denominadas fondas de comida rápida, reciben más comensales que muchos restaurantes, pero muchas de esas, gastan más en hornos de microondas caseros o incluso en su compostura. Lo que pueden hacer es fácil, comprarse uno industrial, se ahorran mucho en estarlo cambiando constantemente o en las múltiples composturas que les hacen, ya que le hacen una compostura y le salen 3 más.

El horno de gas es un gasto excesivo, en cambio el horno industrial es a la larga más económico y los alimentos quedan más deliciosos, por ejemplo, nos permite darle un toque gratinado a algunos platillos como lasañas o papas. Incluso descongelar esos vegetales o carnes, o bien terminar esa cocción que en el sartén ya no se pudo más porque quemábamos la carne o el pollo. Hasta podemos hacer ricos postres rápidos y ricos en cualquiera de los hornos de tipo industrial. Como un biscocho, flanes, etcétera.

¿Qué esperas para tener un horno industrial? te facilita tu trabajo, ahorras dinero en Hornos de Microondas Caseros y en composturas infinitas.

Para nuestra recomendación tenemos el producto perfecto:

HORNO DE MICROONDAS marca AMANA, fabricado en acero inoxidable con capacidad de 1.2 pies cúbicos, pantalla digital, equipado con 5 niveles de potencia, Hold, Defrost, Medium, Medium-Hi and Full Power, 10 botones programables que permiten guardar hasta 100 programas, timer, luz interior.

Mide .56cms de frente x 49cms de fondo x 35cms de alto, consumo de 1,000 Watts accionado a 120V/60C/1F. Máximos Usos Diarios 100. Máximo Uso Continuo: 40 Minutos.

HORNO DE MICROONDAS Modelo de perilla manual, fabricado en acero inoxidable con capacidad de 1.2 pies cúbicos (.034 m3), con un solo nivel de máxima potencia de 1,000 Watts fácil de usar, timer programable de 6 minutos, puerta de cristal y luz interior. Mide 56cms de frente x 49cms de fondo x 35cms de alto, accionado a 120V/60C/1F. Máximos Usos Diarios: 100. Máximo Uso Continuo: 40 Minutos.

Como puedes observar, las ventajas son muy variadas y depende de qué manera quieras disfrutar tus alimentos y honrar esa práctica tan antigua que es la de alimentarte y darle amor a tu cuerpo y a tu familia a través de la comida, calientita, deliciosa y por supuesto, saludable. Recuerda que es mejor invertir en un horno industrial que nos traerá diversos beneficios y no gastar en equipos que a la larga se descompondrán rápidamente y nos embaucarán en un gasto innecesario. Bien reza el dicho: “lo barato, sale caro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>