soluciones gastronomicas5600 9069 soluciones gastronomicas5600 5339 soluciones gastronomicas6363 2380 soluciones gastronomicas5640 8318 soluciones gastronomicas6363 2379

Estufas industriales

Las estufas industriales son equipos de cocina ocupados especialmente por grandes compañías, empresas restauranteras, centros de comida comunitarios, hoteles de lujo y cualquier otro tipo de corporación que quiera ofrecer a sus empleados, o a algún sector en específico, comida, con la característica de producirla en masa o para cientos de personas.

Las estufas son equipos cuya función es calentar los alimentos a temperaturas superiores a las del entorno. Una estufa puede provocar que un alimento alcance temperaturas que, por ejemplo, no hay de forma natural en los Países Bajos. Las temperaturas altas que alcanzan estas máquinas son útiles para diversas industrias desde el ramo artesanal hasta la fabricación de maquinarias.

Pueden servir, por ejemplo, para acelerar el proceso de secado de instrumentos hechos de materiales blandos, hasta darle más suavidad a materiales más sólidos, permitir que ciertos acabados tomen forma o inclusive permitir una nueva capa de otro material sobre lo que se esté fabricando.

La palabra horno hace referencia a cualquier estufa que llegue a una temperatura limite de quinientos grados centígrados, así como a los equipos de este tipo que la superan (triplicando dicha temperatura). Aunque en investigaciones científicas los grados centígrados pueden ser cinco veces mayores.

Las fuentes de energía para el correcto funcionamiento de estas máquinas pueden ser diferentes, según el modelo que se adquiera y sus cualidades.

Las principales fuentes de energía para echar a andar un horno son:

La electricidad, mediante la correcta instalación eléctrica y una toma de energía adecuada para los equipos que habrá en la cocina.

El gas natural o gas doméstico; éste el de uso más común, tanto en establecimientos como hogares.

Provocar la combustión directamente con materiales como el carbón. En realidad esto no aplica para el caso, puesto que requeriría de un diseño un tanto rústico que no serviría para los trabajos que llevan a cabo las estufas industriales. Otra de las formas que existe para generar calor o una combustión es por medio de la gasolina, pero, por razones evidentes, aquí tampoco aplica.

Todas estas formas de generar calor tienen como fin alterar de forma directa la temperatura de algún alimento u objeto. Y precisamente, la maquinaria diseñada para una cocina industrial puede tener otros fines como darle una consistencia solida a materiales o unir metales diferentes.

En la siguiente parte del artículo vamos a hablar sobre los distintos tipos de hornos de uso indutrial que existen.

*Primero están las que tienen como tope los 500 grados centígrados. Están contruídos por completo a base de metal. Están diseñadas para permitir un flujo equilibrado de aire, lo cual da como resultado, que el alimento en cuestión se cocine de una manera uniforme, o en otras palabras, este flujo de aire evita que unas partes tengan la consistencia deseada y a otras les falte más cocción. El área que abarcan puede variar puesto que existen desde los modelos pequeños hasta los muy grande.

También hay distintos tipos de puertas (las de tipo bisagra se abren hacia abajo y tienen un mecanismo que las sostiene, mientras que las que se abren hacia abajo funcionan de la misma forma que las puertas remotas de un garage). Se puede echar a andar mediante el contacto manual (con un encendor o cerrilo que hace combustión al entrar en contacto con el escape de gas del horno, hasta las que se encienden con un mecanismo a base de electricidad).

*Existe también el tipo “cámara” y como su nombre lo dice se trata de un cubículo cerrado que simula una cámara o cuarto cerrado. La temperatura que genera es hasta cinco veces mayor que la de las estufas industriales mencionadas en el punto anterior.

Estos modelos requieren de bastante espacio; la contraparte a esta desventaja es que gastan poca energía, sea gas o electricidad, para su funcionamiento, pueden durar muchos años sin presentar mayores fallas y están diseñadas para ser aislantes, a pesar de la tempertatura tan alta que pueden alcanzar, y evitar, así, cualquier tipo de accidente por el contacto entre el aparto y quien lo usa. El hecho de que sean bastante voluminosos, no significa que no existan otros modelos un poco más prácticos y adaptables para el área donde serán colocados.

*El denominado modelo de crisol es muy útil para la gente quira trabajar, por ejemplo, con vidrio y darle los acabados pertinentes. Su interior es en forma ovaladam también es muy útil para las personas que busquen fundir distintos tipos de metal. Pueden ser echados a andar mediante un dispositivo eléctrico o por medio de una combustión directa, como mencionábamos más arriba.

*El último modelo existente de estufas industriales que enumeraremos son las de tipo “continuo”. A pesar de que la temperatura que alcanza suele ser un poco menor (unos 400 grados centigrados menos) que la del tipo “cámara”, funciona para producciones en masa, por lo cual, las empresas que cuentan con modelos como éste ahorran en su nómina, puesto que requieren menos empleados, y en la energía consumida.

Una consideración importante

Al adquirir estufas industriales es necesario considerar si nuestro modelo funciona a base de gas domésico o de LP. Si no se tiene la certeza del gas que se ocupa, se corre el riesgo de causar un desastre o producirle quemaduras a alguna persona.

En Soluciones Gastronómicas tenemos los mejores modelos en equipos de cocinas industriales. Si requiere más información, con gusto resolveremos todas las inquietudes que tenga respecto a encontrar y elegir el diseño adecuado para su negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>